A change is gonna come

Una maravillosa interpretación del tema de Sam Cooke (28/3/2004).

Precisamente Sam Cooke se inspiró en Blowin’ in the wind para escribir esta canción. Él mismo incorporó esta canción a su repertorio (y antes estaba en Youtube pero ya la han quitado, lo siento). Sam sufrió en sus propias carnes el racismo que imperaba en 1963 en Estados Unidos. Ese año no fue admitido en un hotel por ser negro y tras su protesta fue enviado a la carcel. Es más que posible que el estado de ánimo que originó este hecho sirviera de caldo de cultivo para crear esta obra. Cuentan que algo parecido, ser expulsado de un local, le ocurrió a Bob Dylan y, según dicen, eso le inspiró para escribir When the ship comes in.

Nota: este vídeo y esta relación entre Cooke y Dylan están tomados en un blog propio que llegó a vía muerta (del que trataré de salvar, poco a poco, los restos del naufragio). El artículo al que he enlazado apareció en el omnipresente Expecting rain.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: